• Text Hover
  • Text Hover
Todo empezó cuando Tesla llegó a nuestras vidas, él era un cachorrito muy activo y juguetón; como gran fanática de los gatos y muy preocupada por su salud general (ya habíamos vivido la muerte de algunos gatos y había sido muy traumático) decidí comprar el concentrado más costoso que lograba encontrar, los famosos concentrados “premium”, convencida que esto era lo mejor que podía hacer por mi gato ¡Gran error!.
  • Text Hover
Kira es nuestra segunda gataella ya llevaba 9 años conmigo antes de que decidiéramos traer un hermanito a casa, alimentada únicamente con concentrado premium, ella era una gata “saludable” había tenido episodios de deshidratación, de anemia y sus dientes se estaban empezando a caer, sin embargo según nuestro veterinario esto era “normal” para su edad, físicamente se veía bien, ella es delgada, y esto generalmente es señal de “salud”. Además, Kira ya no jugaba casi, anteriormente solía tener acceso a la calle y cazaba todo tipo de animales pero en los últimos años su ánimo ya no era el mismo y jugaba muy de vez en cuando, sin embargo de nuevo nos explicaron que era “normal”.
Tesla venía comiendo una mezcla de comida enlatada y el famoso concentrado Premium, sin embargo empezó a tener diarrea constante acompañado de sangrado leve, esto generó una alarma pero nos explicaron que podía ser por el cambio de alimento y que debíamos esperar unas semanas. Al cabo de una semana seguía exactamente igual y ahí decidí tomar una decisión al respecto de la nutrición de mis gatos, me puse en contacto con veterinarios expertos en nutrición felina en Estados Unidos e Inglaterra y lo que descubrí fue algo que todos sabemos: los felinos son 100% carnívoros, esta no era una gran sorpresa, lo que sí me sorprendió fue la manera en la que nos dejamos convencer del mercado de alimentos para mascotas que nuestros gatos deben comer vegetales para estar saludables y juegan con nuestra mente gracias a sus grandes inversiones en publicidad. Entonces, cómo una apasionada por los gatos experta en comportamiento felino que ha tenido gatos toda su vida (y ha visto varios morir de manera traumática) estaba ignorando un factor tan simple como este? Sencillo! Creemos que ellos saben más que nosotros y nos da miedo el cambio porque: ¡mi gato esta “bien” comiendo concentrado! Todo gato estaba “bien” hasta que tuvo diabetes, todo gato estaba “bien” hasta que tuvo una enfermedad del tracto urinario, todo gato estaba “bien” hasta que tuvo hígado graso, todo gato estaba “bien” hasta que tuvo cálculos.
“Gastaba grandes cantidades de dinero en comida extremadamente procesada que sólo le permitía a mi gato sobrevivir pero no le aportaba absolutamente nada, sino que todo lo contrario deterioraba su salud. Era como alimentar a un niño sólo con cheetos toda su vida!”
Empecé entonces, a analizar la digestión de los felinos, qué diferencias tenían con los humanos, qué diferencias tenían con los perros, qué capacidad de procesamiento de aminoácidos tenían y cuáles eran sus dietas en la naturaleza, y el resultado siempre era el mismo, nuestros gatos están diseñados para alimentarse con una dieta muy alta en proteína animal, alta en humedad y muy muy baja en carbohidratos, pero la comida “Premium” que le daba a mis gatos no cumplía con ninguno de estos requisitos de hecho era baja en proteína animal (un gran porcentaje de la proteína era vegetal), bajísima en humedad y altísima en carbohidratos, qué sentido tenía esto? Gastaba grandes cantidades de dinero en comida extremadamente procesada que sólo le permitía a mi gato sobrevivir pero no le aportaba absolutamente nada sino que todo lo contrario deterioraba su salud. Era como alimentar a un niño sólo con cheetos toda su vida!
  • Text Hover
Después de semanas de extensa búsqueda de información y algunos cursos de nutrición felina, me encontré con un gran problema, en Colombia no existía el tipo de dieta que estos expertos recomendaban, de hecho encontré varios sitios de comida BARF que me decían que era lo mismo para gatos que para perros y que le diera esa comida, sin embargo yo ya sabía que a pesar de que los perros procesan aminoácidos de los vegetales y se pueden considerar omnívoros, los gatos no, ellos son 100% carnívoros y no pueden ser alimentados con el mismo tipo de comida. Así que decidí ver qué opción tenia de hacerla yo en mi casa, inicialmente varios problemas aparecieron, no tenia todos los suplementos y tenía que importar algunos productos, pero el apoyo de mi mentora en nutrición felina fue tan buena qué decidí tomar este paso y mejorar la salud de mis gatos.
Hoy Tesla lleva casi toda su vida alimentándose con KaT, es un gato extremadamente saludable, cada vez que alguien lo ve dice que parece un oso y me preguntan si lo acabo de bañar porque su pelo es tan suave y brillante que no parece “normal”, es un gato simplemente feliz.

Respecto a Kira, ella era una gata adicta al concentrado, por naturaleza un gato no se vería atraído a este tipo de comida, sin embargo la gran cantidad de químicos saborizantes que aplican a este tipo de alimentos es altamente adictivo, afortunadamente Kira de vez en cuando comía comida enlatada y su transición total a KaT tomó 2 semanas, en una semana sus heces eran más saludables, en 1 mes su pelaje era igual al de Telsa, no volvió a tener episodios de deshidratación ni anemia y su animo? Pues era como si volviera a tener a mi Kira de 2 años de vuelta, de nuevo es una gata juguetona, muy activa, saludable y muy feliz.
Al ver estos resultados, conocidos y amigos se empezaron a interesar por este nuevo tipo de alimento, nuestra cuenta de Instagram empezó a tener muchos interesados en este nuevo tipo de dieta felina y se convirtió en nuestra misión dar a conocer los beneficios de una dieta húmeda basada en carne a todos los dueños de gatos en Colombia, con el único objetivo de que tengan toda la información necesaria para determinar por sí mismos cómo quieren alimentar a sus gatos.
  • Text Hover

WhatsApp chat